El G8


Qué pasión el Mundial de fútbol!! Cuatro años esperando uno de los mayores, por no decir el mayor, acontecimientos deportivos que puede haber. Es terreno resbaladizo mezclar el fútbol y la política, y los ejemplos son múltiples, pero la comparación es inevitable y más cuando son sólo 8 los equipos que restan en liza. En este contexto el comparar el Grupo de los 8 (EUA, Reino Unido, Francia, Canadá, Alemania, Italia, Japón y Rusia) con los 8 equipos que están en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica (Brasil, Paraguay, Argentina, Uruguay, España, Ghana, Alemania y Holanda) es goloso y, porqué no, quizás nos demuestra cómo se articula o se articulará el sistema en el futuro.

Hasta el momento el Mundial nos ha demostrado que el orden mundial que siempre se ha establecido en el mundo del fútbol, y tal y como pasa en el mundo real, ya no es el que era. Ilustres selecciones ganadoras de Copas del Mundo y con algunos de los futbolistas con más relumbrón del mundo han cedido al impulso de nuevos equipos con más ímpetu, juventud y sobre todo hambre y ganas de reivindicarse y hacerse oír y ver en el mundo. Así, Francia, Italia o Inglaterra ya no tienen a sus equipos en el campeonato. Por su parte equipos como Ghana, Japón, Eslovaquia, Chile, México, Corea del Sur o Nueva Zelanda han reivindicado su papel y dado muestras de que el fútbol es mucho más que chicos guapos de anuncio de Nike luciendo palmito.

Los cuartos de final nos muestran lo que se puede llamar la élite del fútbol mundial. Hay una frase que creo que resume lo que significa el Mundial si exceptuamos la presencia de algunos equipos que son más de relleno, pero que responden a la equidad y la representatividad de la que debe hacer gala un campeonato del mundo, y es que en el mundial se reúnen lo que podríamos llamar la élite del balompié. Poco más de medio millar de los mejores futbolistas de este deporte de masas jugando juntos en el plazo de un mes. Reconozco que el nivel de emoción que me provoca los enfrentamientos entre selecciones no tiene nada que ver con el que me genera las victorias de mi equipo, pero mentiría si dijera que los partidos más emocionantes que recuerdo son mayoritariamente los de los mundiales. Mis primeros recuerdos datan del Mundial de Italia 90, pero alli ya recuerdo la eliminación de España por Yugoslavia, la de Colombia por Camerún con el fallo de Higuita ante el mito Roger Milla, la cruel derrota de Camerún por parte de Inglaterra y las ya míticas lágrimas de Gascoigne en semifinales contra Italia.

Este Mundial nos muestra una cosa bien clara, exceptuando tres clásicos como son Argentina, Alemania y Brasil, el cuadro nos muestra la emergencia de Latinoamérica, la cierta hegemonía que aún disfruta Europa con Alemania, Holanda y España, y la irrupción de África. No aparecen ni los EUA (seria curioso que a medida que pierden influencia en el mundo la ganen en el soccer), ni Rusia aunque en la Eurocopa pasada brillaron, ni ningún país del este de Europa, ni ningún Asiático.

La emergencia de Latinoamérica es una gran notícia, tanto a nivel futbolístico (lo cual no es tan estranyo), como a nivel de orden mundial, de poder dentro del sistema mundial. No sólo es Brasil (que forma parte del grupo BRIC o BASIC) sino también Argentina, Paraguay y Uruguay, curiosamente los miembros del Mercosur. Con la entrada en el nuevo siglo parece que el orden que ha predominado en América Latina está cambiando y eso es una gran notícia para sus poblaciones y desarrollo, así como también nos muestra hasta qué punto los EUA ven su posición debilitada.

Lunes 5 de julio.

La parte anterior fue escrita el viernes por la tarde, mientras Brasil demostraba que para tener poder uno debe tener consciencia del mismo, pero sin pensar que eso es suficiente para inflingir la derrota al enemigo. Holanda demostró, por el contrario que la ilusión y el trabajo en equipo tiene su recompensa, aún cuando la generación de futbolistas brasileños acostumbra a ser siempre más talentosa que la del resto del universo del balompié. Dunga, con su apuesta ruda y tan aguerrida de los “mediocentros defensivos” se vuelve para Brasil con la estampa de ser el entrenador que tuvo en Clemente y Capello el ejemplo a seguir. ¡ Cómo puede un entrenador, perdiendo 2  a 1 pretender ganar el Mundial cambiando al delantero centro y no quemando los últimos cartuchos!! en fin, incomprensible, pero Holanda avanza.

África se quedó sin representantes por la cruel eliminación de Ghana ante la sempiterna Uruguay. No puede haber nada más cruel en el mundo del fútbol que en el último minuto de la prórroga de unos cuartos de final del mundial el delantero centro que te ha perdonado la vida en un par de ocasiones desbarate un gol con las manos, el árbitro lo expulsé y pite penalty, el delantero que te ha mantenido en vida durante el campeonato envíe el balón al larguero, y en los penalties finales te eliminen. El fútbol es cruel, pero maravilloso, y este partido nos lo demostró.

El Argentina-Alemania, demostró el poder del país teutón en su conjunto enfrente de la anarquía de la albiceleste. Maradona probablemente continuará como seleccionador pero su categoría como estratega de batallas quedó en entredicho ante la valentía y inteligencia del técnico alemán. A veces no es suficiente el talento, ni la publicidad, ni la resonancia mediática. El fútbol no deja de ser un deporte de equipo y Alemania lo demostró.

España llegó donde el 80% de los apostadores del deporte habían apostado que llegaría. Con la generación de futbolistas que España tiene, y con la fuente inagotable de inteligencia futbolística, calidad y tensión competitiva que el Barça suministra, estar en semifinales era parte del guión.

Las semifinales nos llevan a un duelo entre Europa y el representante de América Latina, pero este año es Uruguay. Yo aposté por una final Holanda-España, y de momento creo que no iba mal encaminado…de todas formas el futbol es caprichoso y Alemania está al acecho reclamando su liderazgo como Merkel en la UE y Uruguay mantendrá el pulso y orgullo competitivo del pueblo latinoamericano que a pesar de las trascadas que la historia y los que la escriben le han dado, se mantiene en pie y con ganas de lucha hasta el último suspiro.

Mientras el sistema mundial y sus estructuras van cambiando sin prisa per sin pausa, en el sistema futbolístico se nos plantean 4 escenarios:

  1. Gana Alemania, se mantiene un status quo pero anterior a los anuncios de Nike;
  2. Gana Holanda, justícia poética para uno de los países que revolucionó el mundo del futbol, que vivió la burbuja de los tulipanes, que hizo crecer al capitalismo y que menos se ha resentido de la crisis;
  3. Gana Uruguay, volvemos a la época del blanco y negro, un poco retorno a la época en que los cimientos se iban edificando y un nuevo orden se iba consolidando;
  4. Gana España, la vida loca, la ilusión de los bajitos, la especulación de la premsa, el buen fario deportivo de ZP en el momento en que el Estado español empieza a plantearse de verdad demasiadas dudas.

Por paralelismos con el sistema mundial la victoria de Uruguay sería la que encajaría mejor en el mundo de hoy, aunque es verdad que vivimos anclados en cierto status quo para no remover demasiado las estructuras y perder nuestra posición de poder dentro del sistema (gana Alemania); continuamos viviendo de no sabemos exactamente qué, esperando el fin de semana para echar unas cañas y pasarlo bien sin preocuparnos de políticas exteriores, debates y reflexiones pprofundas (gana España); pero todos mantenemos nuestro toque romántico i idealista que nos hace recordar aquellos días maravillosos que ya no volverán (gana Holanda).

En fin, fútbol es fútbol (máxima que resume la filosofía de este mundo y que relata por qué los futbolistas puedan confundir Austria con Australia) pero el mundo continúa girando y pase lo que pase esta semana el campeón será uno u otro, pero en el sistema mundial actual ya se divisa el otro.

Anuncios

About Hernán Cortés Saenz

Nacido un frío diciembre de 1982 en Barcelona, hijo de padre colombiano y madre catalana, mi nombre es Hernán. Resido en un pequeño pueblo de la Costa Daurada con un encanto espectacular y a orillas del Mare Nostrum. Soy licenciado en Ciencias Políticas por la Universitat Autònoma de Barcelona, y estoy especializado en Relaciones Internacionales, cursando un Doctorado sobre la materia. He trabajado como Policy & Executive Officer en UBUNTU - Foro Mundial de Redes de la Sociedad Civil analizando temas relacionados con el sector financiero, alimentación, gobernanza mundial y desarrollo. Actualmente estoy en Nueva York (EUA) como investigador asociado con la Initiative for Policy Dialogue de la Universidad de Columbia y la Friedrich-Ebert-Stiftung investigando sobre las protestas globales acontecidas como respuesta a la crisis y las medidas de austeridad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: