No es oro todo lo que reluce…y menos en política internacional


Qué dudas para ponerle un título al post…ya lo decía Bismarck hace unos cuantos años: “el discurso de una hora lo preparo en dos minutos, el de dos minutos me lleva una hora”. Pues eso, el título ha sido el primero que me ha venido a la cabeza, pero posteriormente se me aparecieron las siempre difíciles dudas de si esta es mejor que aquella o aquella genera un juego de palabras y demás. La cuestión es que los intereses nacionales condicionan (shape que dicen los ingleses) la adopción de las políticas, y en el ámbito de la política internacional éstos son aún más evidentes. El caso que brevemente les voy a exponer es un claro ejemplo de ello.

Uno de los principales efectos de la crisis económica y financiera, la Gran Recesión como se le quiere llamar, ha sido la necesidad imperiosa de establecer una gobernanza mundial efectiva que tenga la capacidad de resolver los desafíos que esta crisis ha generado y que han demostrado que hoy más que nunca las fronteras son prácticamente invisibles. Debido a esta necesidad el Grupo de los 20 creado en 1999 como una reunión de ministros de finanzas, y a iniciativa del G7, oficializó sus reuniones al más alto nivel para intentar dar una respuesta conjunta a los problemas globales. No es el objetivo de este post analizar las repercusiones de estas reuniones, pero sí que es importante constatar que este grupo de 20 estados (la élite mundial, al menos en lo que se refiere a gobernantes) obvió el rol que las Naciones Unidas tienen y, aunque invitaron a su Secretario General a las reuniones, cientos de estados y sus poblaciones no fueron representados.

De estas reuniones, tres hasta la fecha (Washington, Londres y Pittsburgh), el principal resultado fue el intercambio de información fiscal entre el G20 y la OCDE para intentar poner en vereda los paraísos fiscales que, según un interesante estudio del Global Financial Integrity, fueron unos de los mayores “contribuidores” para que entre 1970 y 2008 se perdieran en el continente africano entre unos 854.000 y unos 1.8 billones de $ en flujos ilícitos de capital. La magnitud de estos números, además de poner los pelos de punta y constatar cómo se mueve realmente el mundo y porqué pasa lo qué pasa, podría hacer que la deuda total africana (cifrada en unos 600.000 millones $) se pagase y se dedicasen recursos a otros menesteres, y plasma la tan “controvertida” realidad que hace de Africa un creditor neto al resto del mundo.


Pues bien, fruto de estas reuniones del G20 se creó un grupo de países que bajo el nombre de Global Governance Group o 3G y a iniciativa del gobierno de Singapur, en una carta remitida al Secretario General de Naciones Unidas reclaman:

  • la centralidad de las Naciones Unidas en todo este proceso global ya que para ellos “las Naciones Unidas son el único órgano global con participación universal y legitmidad fuera de duda”;
  • el establecimiento de canales entre el G20 y los estados miembros de Naciones Unidas;
  • la formalización de la participación en las reuniones preparatorias y en todo el proceso del Secretario General de Naciones Unidas y los “sherpas”;
  • la participación de otros miembros en reuniones especializadas del G20; y
  • la oficialización de la participación de organismos regionales en el G20.

Estos 5 principios vistos así no tienen discusión alguna y cualquiera los aceptaría como válidos con sus matices. Pero tal y como dice el título de este post, no es oro todo lo que reluce. Veamos porqué.

Quiénes son los estados que forman parte del Global Governance Group o 3G? Ahí va la lista:

  • Bahamas, Bahrein, Barbados, Botswana, Brunei, Chile, Costa Rica, Guatemala, Jamaica, Liechtenstein, Malaysia, Monaco, Nueva Zelanda, Panama, Filipinas, Qatar, Ruanda, San Marino, Senegal, Singapur, Suiza, Emiratos Arabes Unidos y Uruguay.

Si se analiza la lista detenidamente y se buscan qué podrían tener en común este grupo de países defensores de las Naciones Unidas…mmmm… Suiza, Panamá, Mónaco, las Bahamas, San Marion, Singapur, Uruguay, etc…mmmm…. dirigentes progresistas que no sólo luchan por democratizar el G20 sino que se oponen a las visiones imperialistas? diría que no… se caracterizan por tener una sociedad civil fuerte y potente con capacidad para transmitir sus mensajes a los dirigentes? realmente lo desconozco, pero Qatar, UAE, Monaco no tienen pinta de alojar un movimiento de sociedad civil fuerte…vamos a ver, qual ha sido el principal “éxito” del G20? la lucha contra los paraísos fiscales…pues BINGO!!

Ya lo dice el título del post, no es oro todo lo que reluce. Alguno de la lista no será paraíso fiscal y evidentemente hay muchos que no están en ella, pero hay cosas que sonrojan, y ésta es una de ellas por muy buenas intenciones que pueda tener el príncipe Alberto de Mónaco o el Sultán de Brunei.

Definitivamente la cuestión de fondo es que el daño que estos paraïsos fiscales y los off-shore centers causan son graves pero perfectamente corregibles, siendo los estados los primeros con capacidad para ello, pero es importante que desde la sociedad civil se presione al respecte y pidamos, tal y como desde hace años hace Tax Justice Network, Justícia Fiscal.

NAN

Anuncios

About Hernán Cortés Saenz

Nacido un frío diciembre de 1982 en Barcelona, hijo de padre colombiano y madre catalana, mi nombre es Hernán. Resido en un pequeño pueblo de la Costa Daurada con un encanto espectacular y a orillas del Mare Nostrum. Soy licenciado en Ciencias Políticas por la Universitat Autònoma de Barcelona, y estoy especializado en Relaciones Internacionales, cursando un Doctorado sobre la materia. He trabajado como Policy & Executive Officer en UBUNTU - Foro Mundial de Redes de la Sociedad Civil analizando temas relacionados con el sector financiero, alimentación, gobernanza mundial y desarrollo. Actualmente estoy en Nueva York (EUA) como investigador asociado con la Initiative for Policy Dialogue de la Universidad de Columbia y la Friedrich-Ebert-Stiftung investigando sobre las protestas globales acontecidas como respuesta a la crisis y las medidas de austeridad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: