Copenhagen Accord


Ya comenté en su momento que no soy un experto en temas de Cambio Climático, es más podría afirmar que soy un “neófito” en la materia puesto que aunque tenía noción de los aspectos más superficiales de las negociaciones y del proceso, no conocía con cierto detalle los puntos más “calientes”. Esta “inocencia” fue cambiando en base a la asistencia a dos reuniones, una primera celebrada en marzo de 2009 en el Parlament de Catalunya y organizada por UBUNTU “Mesa para el diálogo multi-actores: governanza ambiental”; y una segunda reunión también en Barcelona pero en el marco del UNFCC, concretamente la última reunión preparatoria antes de la COP15 de Copenhagen. En base a lo que pude “absorber” en estas dos reuniones, más lo leido durante este tiempo, cabe la posibilidad de hacer un análisi más preciso del que fue el “principal outcome tangible” de la COP15 ( Para los resultados intangibles vean la anterior entrada en el blog), el que se conoce como Copenhagen Accord (CA) presentado el último día de la COP en la Plenaria por el primer ministro Danés, que causó un gran revuelo, y en el que se establece que los países que lo firmen deben presentar antes del 31 de enero de 2010 sus propuestas de reducciones de emisiones.

El lema que la sociedad civil defendimos en el marco de estas negociaciones  era ” A legally-binding, fair and ambitious treaty”, es decir, un acuerdo vinculante jurídicament, justo y ambicioso para remplazar el Protocolo de Kyoto en 2012. Las previsiones para conseguir lo que se quería no eran nada halagüeñas, y los hechos reafirmaron las peores previsiones a pesar de la presencia masiva de las “primeras espadas” de las cancillerías. El Grupo Africano amenazaba con plante, el G77 reivindicaba sus peticiones, la UE venía con propuestas sobre la mesa pero sin querer alzar demasiado la voz, los BRIC se consolidaban como actores básicos en la agenda internacional, los EUA aunque con una voluntad de afrontar el problema, no supieron o no pudieron darle el cariz que muchos esperaban con la presencia de Obama, y las Naciones Unidas querían guiar sin mucho éxito.

Con todo lo anterior, y a grandes trazos, la primera semana de negociaciones “se coló” en la web del periódico The Guardian un documento a iniciativa (al menos “oficialmente”) del primer minsitro danés que circulaba entre las delegaciones de los países desarrollados y en paralelo al proceso multilateral del UNFCC, y que ponía de manifiesto que, simplificando, se quería un acuerdo político sin compromisos vinculantes y por lo tanto, permisivo con los países más adelantados. Este documento que causo una gran polémica fue el esbozo a partir del cual se forjó lo que se conoce como Copenhagen Accord.

Con las negociaciones totalmente paralizadas y los delegados corriendo por los pasillos día y noche (esto lo vi yo en persona aquí en Barcelona un mes antes), se llegó al último día en el que el Primer Ministro de Dinamarca, viendo como “su” reunión no daba ningún resultado concreto, reunió a unos cuantos ministros y presidentes para presentarles el draft document del CA. Esta reunión se dice que fue muy tensa por las protestas del G77 y de los países del ALBA. Finalmente, y con el impulso de Obama, se consiguió reunir a 26 representantes de estados que suscribieron el documento (G20?¿). El nombre de los presentes no se conoce oficialmente, pero además de Dinamarca y EUA se sabe la presencia de los BRIC. Los otros se intuyen. El documento se presenta en la última reunión plenaria, y tras una larga y acalorada discusión se incluye en los resultados de la COP ( aunque oficialmente la COP no lo incluye como “outcome document” sí que “takes note of” es decir lo tiene en cuenta).

El documento en si, es un texto de 3 páginas más dos de los apéndices. Se trata de un acuerdo político, no vinculante y en el cual los gobiernos que lo firmen no tendrán un marco jurídico que les vincule a unas reducciones determinadas sino a su voluntad, con todo lo que ello implica. El CA tuvo un proceso de elaboración nada democrático en el cual 26 gobiernos negociaron en nombre de los 166 restantes estableciendose fuera del marco multilateral que es el UNFCC.

Esta erosión del multilateralismo y, sobretodo, de lo que se construía para una gobernanza ambiental mundial en el marco de las Naciones Unidas tiene unas repercusiones enormes porque, aunque no hay un proceso formal al respecto, el CA puede establecer las reglas del juego en la COP16 de México y, tal y como denuncia el South Center, ser la base política a partir de la cual los gobiernos firmantes trabajen dentro de la UNFCC.

El documento tiene, bajo mi parecer, dos lecturas:

  1. La primera es la anteriormente expuesta sobre la erosión del proceso dentro de la UNFCC y los daños ocasionados al multilateralismo además de una ambición mínima ante el desafío del Cambio Climático.
  2. La segunda es la necesidad acuciante, tanto para los propios gobiernos como para la opinión pública, de llegar al cierre de la COP con un resultado tangible y en cierto modo con peso legal. Esta “necesidad” puede dar cierta legitimidad a la presentación de un documento de este tipo, que no a su oficialización ni “imposición”.

Esto último se consiguió, y aunque los efectos colaterales pueden ser graves, y a pesar que la responsabilidad recae en primer lugar en la ansia de protagonismo del señor Rasmussen, queda claro que el empowerment que el G20 recibió con la crisis económico- financiera se va trasladando poco a poco a otros ámbitos de la agenda internacional.

La rebaja en las pretensiones del documento respecto al KP saltan a la vista, y es que los países desarrollados (Anexo 1) se veían con la necesidad de sacarse de encima la “camisa de fuerza” que suponía el KP, lo que en parte consiguieron. Este 2010 las negociaciones continuaran y es probable que el proceso se rompa en México en diciembre cuando el choque de trenes se produzca, pero no hay nada definitivo. Las ideas respectivas son claras, pero bajo mi punto de vista cualquier “huida” del KP es un fracaso en mayúsculas. Dos caminos, un proceso, y un mismo reto al que todos nos enfrentamos (o hay dos retos…?¿), incluida la sociedad civil que en esta COP15 fue totalmente vilipendiada y, como siempre criminalizada.

Aunque la soberanía reside en los estados que se constituyen como el actor central en las relaciones internacionales, es evidente que la sociedad civil necesita mecanismos y dejar de lado intereses particulares para hacer que su voz llegue clara y nítida al alto nivel, ya que así funcionan las cosas. También es cierto que la sociedad civil agrupa tal amalgama de intereses que es difícil unificar las voces, pero eso es precisamente lo que el proyecto del Fórum UBUNTU pretende. Esto sería tema para otro post, pero cada vez es más y más necesario que en un mundo en “construcción” y que vive algunos cambios estructurales la sociedad civil sea capaz de articular una sola voz, potente y con poder.

Anuncios

About Hernán Cortés Saenz

Nacido un frío diciembre de 1982 en Barcelona, hijo de padre colombiano y madre catalana, mi nombre es Hernán. Resido en un pequeño pueblo de la Costa Daurada con un encanto espectacular y a orillas del Mare Nostrum. Soy licenciado en Ciencias Políticas por la Universitat Autònoma de Barcelona, y estoy especializado en Relaciones Internacionales, cursando un Doctorado sobre la materia. He trabajado como Policy & Executive Officer en UBUNTU - Foro Mundial de Redes de la Sociedad Civil analizando temas relacionados con el sector financiero, alimentación, gobernanza mundial y desarrollo. Actualmente estoy en Nueva York (EUA) como investigador asociado con la Initiative for Policy Dialogue de la Universidad de Columbia y la Friedrich-Ebert-Stiftung investigando sobre las protestas globales acontecidas como respuesta a la crisis y las medidas de austeridad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: